Adultos

La terapia miofuncional se utiliza para las alteraciones de los músculos orofaciales. Mediante ejercicios específicos, se modifica el tono muscular, se trabaja la movilidad y la funcionalidad de cada músculo para que ejecute correctamente su función.

En el caso de los adultos se aplica para corregir la deglución o típica o para trabajar la función de los músculos que han variado su tono muscular como consecuencia de una enfermedad neurológica.

Es un trastorno del lenguaje consecuencia de una lesión cerebral. Después de una lesión cerebral el lenguaje se puede ver afectado de múltiples maneras (comprensión, lectura, escritura, habla…). Una vez que se haya realizado la evaluación, es importante comenzar la intervención logopédica lo antes posible para conseguir la mayor evolución posible.

            Las familias también son parte del proceso de rehabilitación ya que, obtendrán unas pautas para ayudar a la evolución del adulto y también para favorecer su comunicación.

            Después de una lesión cerebral es importante (además del lenguaje) evaluar la deglución. Tras la evaluación de la deglución el adulto y los familiares obtendrán información sobre que texturas deben utilizar en la dieta, que postura es la correcta para deglutir y si es necesario realizar intervención logopédica con el objetivo de conseguir una deglución segura.

Para más información:

Asociación Ayuda Afasia: http://www.afasia.org/

Algunas de estas enfermedades son la Enfermedad de Parkinson, Alzheimer, Esclerosis Múltiple o la Esclerosis Latera Amiotrófica (ELA). Cada persona tiene una manifestación distinta de cada patología por tanto, hay que adecuar la intervención logopédica según la sintomatología que se presente en  cada momento.

Un síntoma común en las enfermedades neurodegenerativas es la disfagia que es la dificultad en la preparación oral del bolo y/o en el desplazamiento del alimento desde la boca hasta el estomago. Algunos de los signos de alarma son el atragantamiento o la modificación de la voz después de las comidas. Desde la logopedia se interviene en la disfagia utilizando la terapia miofuncional, técnicas facilitadoras y maniobras posturales. Además es preciso evaluar periódicamente su evolución para adaptar la comida a la textura adecuada, en caso de que fuera necesario.

Algunos enlaces de diferentes asociaciones:

La dislalia se denomina a la dificultad para articular un sonido concreto. Generalmente, aparecen en la infancia pero si no se acude al logopeda para adquirir el punto de articulación, el problema persiste en la edad adulta. Las dislalias más comunes en adultos son la dificultad para pronunciar la vibrante múltiple (rr) o la vibrante simple (r) en sílabas directas o en sílabas trabadas (tra, dra, gra…).

La disfonía es un trastorno de la voz. Algunos signos de alerta son el agravamiento del tono, voz soplada, sensación de fatiga durante el habla o el aumento de la tensión muscular en el cuello entre otros. Para evitar que haya daño orgánico (como la aparición de nódulos vocales) es recomendable acudir al logopeda si se detectan algunos síntomas propios de la disfonía.

Una disfonía puede aparecer como consecuencia de una mala técnica vocal (nódulos vocales), por malos hábitos (edema de Reinke) o por causas orgánicas (parálisis cordal). La rehabilitación consiste en incorporar la respiración diafragmática en la fonación, conseguir una impostación correcta de la voz con un completo cierre de las cuerdas vocales y realizar una coordinación fonorrespiratoria adecuada para superar las exigencias vocales del día a día, sin que se produzca ninguna modificación de la voz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies