Niños

Se identifica cuando un niño presenta un desarrollo normal en todas las áreas evolutivas, pero hay un retraso en la adquisición del lenguaje. A los dos años, los niños tienen un vocabulario expresivo de unas 50 palaras y comienzan a combinarlas en su comunicación. En caso de no ser así, es conveniente acudir a un logopeda para valorar la comunicación del niño. Si es necesario realizar una intervención logopédica, el objetivo será estimular el lenguaje de forma conjunta entre los padres y el logopeda.  

Es muy importante detectar las dificultades de lenguaje e intervenir en ellas lo más temprano posible, de esta forma se evita agravar las dificultades en la comunicación.

Se conoce como dislalia a la dificultad para articular algún sonido del habla. Algunos ejemplos son la dificultad para articular el sonido de la /r/ fuerte o la sustitución del sonido de la “s” por el sonido de la “z” (ceceo).

La detección e intervención temprana en las dificultades de articulación, evita que se traslade el problema a otras áreas como la escritura.

El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) es un trastorno que afecta al desarrollo del lenguaje y se da en niños con unas condiciones sociales normales. Para el diagnóstico se deben descartar causas neurológicas, físicas, sensoriales e intelectuales. El TEL se diagnostica entorno a las 4 o 5 años de edad y existen dos tipos: el déficit fonológico- sintáctico y el déficit léxico- sintáctico.

La intervención logopédica irá orientada a trabajar las áreas del lenguaje y del aprendizaje en las que el niño presente dificultades. Además, se realizará una coordinación continua con la familia para favorecer en todo momento la comunicación del niño.

Para mayor información sobre el TEL:

Yo apoyo al TEL: http://www.yoapoyoaltel.com/

ATELMA (Asociación Madrid): https://www.atelma.es/

TEL- EUSKADI: http://tel-euskadi.blogspot.com.es/

Un niño puede presentar dificultades en la lectura, en la escritura o en ambos campos. Dentro de la lectoescritura puede haber diferentes problemas para leer con fluidez, para comprender textos, para redactar textos, para asignar las letras a los sonidos de las palabras… Para identificar el tipo de dificultad y las áreas en las que es necesaria la intervención logopédica, se debe realizar una evaluación exhaustiva lo antes posible.

La dislexia afecta a la lectura y en la mayoría de los casos, también afecta a la escritura. Además de la lectoescritura, la dislexia también puede afectar a otros aspectos como a la memoria a corto plazo o el acceso al léxico. La mayoría del aprendizaje escolar se adquiere a partir de la lectura y la escritura por tanto: si un niño presenta una dificultad en este campo, hay que proporcionarle con la mayor brevedad posible la  ayuda necesaria para poder superar las dificultades y evitar que su autoestima se vea afectada.

Para más información sobre la dislexia:

Dislexia Asturias: http://www.dislexiasturias.org/

DISFAM: http://www.disfam.org/dislexia/

Las dificultades de aprendizaje y de atención tienen que ver con la manifestación frecuente (no aislada) de una serie de aspectos en un niño.  Entre estos aspectos podemos señalar la dificultad para acabar una actividad, para recordar una información adquirida recientemente, para escuchar las instrucciones antes de realizar una actividad, para seguir una conversación sin hacer interrupciones o cambiar de tema bruscamente o dificultad para concentrarse en alguna actividad.

Todos estos aspectos pueden repercutir en el desarrollo escolar del niño y para evitarlo, es conveniente el trabajo de su atención y el aprendizaje de técnicas de estudio adecuadas para el niño.

Para más información accede al siguiente link: https://www.understood.org/es-mx

La terapia miofuncional se utiliza para las alteraciones de los músculos orofaciales. Mediante ejercicios específicos, se modifica el tono muscular, se trabaja la movilidad y la funcionalidad de cada músculo para que ejecute correctamente su función.

La terapia miofuncional se aplica a muchas patologías, siempre y cuando generen un desequilibrio en los órganos encargados de la masticación, la respiración, la fonación y la deglución. La deglución atípica (tragar con la lengua entre los dientes), la respiración bucal (respirar por la boca), la dificultad en la masticación o el daño neurológico son algunas patologías donde se aplica la terapia miofuncional.

La intervención logopédica en patologías como la deglución atípica, evita la instauración de algunos aparatos como la rejilla lingual.  Además, la instauración del correcto hábito deglutorio es fundamental para favorecer la correcta articulación de todos los sonidos del habla así como, para evitar malformaciones de la dentadura.

La disfonía infantil se caracteriza por la pérdida de las cualidades de la voz normales en el niño. La disfonía puede presentarse después de un periodo de afonía o pueden ser periodos frecuentes en los que sin llegar a la afonía, el niño tiene la voz afectada.

Algunas de las causas que provocan la disfonía infantil son la fisiología de las cuerdas vocales, el uso incorrecto de la voz (gritos, mala respiración…) o la personalidad (inquieto, nervioso…).

En su rehabilitación se identificarán las causas y se instaurará una correcta técnica vocal para recuperar su voz y evitar las recaídas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies